Con un gran recibimiento la Virgen del Rosario de Chiquinquirá regresó a su casa

Valora este artículo
(0 votos)

El domingo 10 a septiembre a las 5:00 de la mañana los frailes dominicos se dieron cita en la Catedral Primada de Bogotá para dar inicio a los preparativos de lo que sería el regreso de lienzo milagroso de Nuestra Señora del Rosario Rosario a Chiquinquirá.

Luego del rezo del Santo Rosario y de las palabras de despedida por parte de Monseñor Álvaro Vidales, párroco canónico de la Catedral, los frailes de la comunidad dominicana, con instrucción del equipo de la empresa Servientrega, embaló cuidadosamente la imagen milagrosa para ponerla en el guacal que se había predispuesto para su viaje.

"Fue un gran privilegio tener a Nuestro Señora de Chiquinquirá en esta casa. Buen regreso Madre", fueron las palabras de Monseñor Vitales.

Una vez empacado y sellado el lienzo milagroso, fue llevado hasta el vehículo para iniciar su traslado hasta el aeropuerto internacional el Dorado de Bogotá

El recorrido tomó la carrera 5 para subir luego hacia la avenida circunvalar y encontrarse con la calle 26 hasta el aeropuerto. El lienzo renovado fue escoltado por la policia nacional y una caravana de automóviles.

El helicóptero MI171 de fabricación rusa, ya se encontraba en la pista listo para llevar la imagen Sagrada.

La hora del despegue estaba prevista para las 7:00 de la mañana, sin embargo, esta  se retrasó debido a que el Papa Francisco saldría primero hacia la ciudad de Cartagena.

Pero aún así, la espera valió la pena, pues a eso de las 8:15 am, el obispo de Roma pasó por última vez frente de la Virgen de Chiquinquirá sorprendiendo al grupo de personas que se encontraban en ese momento al lado de la caja de pino que resguardaba la imagen Sagrada.

Terminando el fugaz saludo del Papa Francisco y en medio del canto del Ave María, la Virgen fue embarcada en el helicóptero rumbo a Chiquinquirá.

Luego de un vuelo de 35 minutos la Virgen del Rosario ya se encontraba de nuevo en su casa. Una vez en tierra, fue recibida por una gran multitud de gente que la esperaba con gran emoción.

"Querido pueblo de Chiquinquirá, los frailes dominicos hemos cumplido. Aquí está nuevamente nuestra Señora, en su casa", señaló Fray Nelson Novoa, Prior del convento de nuestra Señora del Rosario.

En un pequeño angar, armado en el estadio nunicipal, la Virgen de Chiquinquirá fue sacada se su empaque y puesta en un marco de vidrio para iniciar la procesión hasta la basílica de Chiquinquirá.

En hombros de los caballeros de la virgen, la imagen de Nuestra Señora empezó su recorrido por las calles de la ciudad mariana. Miles de personas salieron a las calles para recibirla y acompañarla hasta su Santuario.

Con mariachis, bombas, cantos, pañuelos , flores y lágrimas el pueblo chiquinquereño dio el recibimiento su reina.

Después de horas de procesión, la Reina y Patrona de los Colombianos ingresó a la plaza de Bolivar en medio de las notas de la banda de paz de la policía nacional y de los aplausos de los feligreses que la esperaba allí.

Antes de pasar las puertas de la basílica el lienzo de nuestra Señora fue dejado en un lugar especial para recibir el último de sus homenajes en una Eucaristía campal presidida por Monseñor Leonardo Gómez Serna.O.P.

"La virgen regresó con un mensaje especial para todos nosotros por parte del Papa Francisco: el de la paz. Es hora de trabajar y construir una paz justa e integral desde nosotros mismos", manifestó Monseñor en su homilía.

Ante una plaza colmada de personas Monseñor Leonardo aprovechó la ocasión para recordarle a los fieles las palabras del Papa Francisco en su viaje apostólico a Colombia.

Ya terminada la misa las puertas de la basílica se abrieron para el la Madre de Chiquinquirá ingresará a su casa. Ante la mirada de los miles de asistentes, la imagen milagrosa fue ingresando en medio de las notas del himno nacional de Colombia.

Dentro del altar le esperaban lo frailes dominicos ya listos para ascender el lienzo en el camerin. Entre aplausos y cantos, la Virgen del Rosario de Chiquinquirá fue puesta nuevamente en su trono con la satisfacción del deber cumplido de haberse encontrado por diez días, no sólo que el representante de Cristo en la tierra, sino con el pueblo peregrino en Colombia.

La Patrona del país ya reposa nuevamente en su trono para recibir la visita de sus fieles devotos y a la espera de la celebración de su centenario de coronación en el 2019.

 

Visto 164 veces

Conéctate con nuestras redes sociales

Tweets recientes

Síguenos en Facebook

Noticias Católicas